El árbol que produce jabón, ¿Como cultivarlo?

En el artículo de el día de hoy vamos a hablar sobre el árbol que genera jabón. Sapindus Mukorossi, más conocido universalmente como “El árbol del Jabón“. Este árbol procede de las montañas del Himalaya, con lo que viven en altitudes de mil quinientos a dos mil doscientos metros, además de esto, alcanza unos quince metros de altura. Si estás interesado en conocerlo mejor y aprender a crear un jabón natural te recomiendo continuar leyendo.

Desde hace siglos, los frutos de este curioso árbol se emplearon como limpiador natural y para adecentar la ropa, el cuerpo y también, aun, el pelo. No obstante, dicho jabón, a pesar de ser una opción alternativa cien por ciento ecológica y económica, ha sido dejado en el olvido por la industria debido a intereses de tipo económico, del mismo modo que ocurre con prácticamente todos los otros productos naturales.

arbol jabon

¿De qué forma se consigue el Jabón?

Todos y cada uno de los árboles del género Sapindus poseen una substancia famosa como saponina en la cascarilla de sus frutos . La primordial cualidad de las saponinas es la de ser afín a un limpiador, en consecuencia, cuando las cascarillas de estos frutos entran en contacto con el agua, la saponina reacciona disolviéndose y generando una solución saponácea muy espumosa y con un fragancia realmente agradable. Y es por esta razón por el que asimismo se las conoce en muchos sitios como nueces de lavado.

Para usar estos frutos en casa tal y como si de jabón se tratara, vamos a poner de tres a cinco nueces en un saquito de algodón y lo pondremos con la ropa para lavarla. Es esencial que los lavados sean a una temperatura superior a treinta grados a fin de que la saponina se desprenda de la cascarilla. Para lavados en frío deberemos hervir las nueces a lo largo de cinco o bien diez minutos.

Primordiales ventajas

Este jabón no contamina debido a que procede de un producto natural con lo que en comparación con los químicos industriales el jabón de este árbol no aporta agentes contaminantes. En verdad, aun el agua excedente podría emplearse para regar plantas.

Otra ventaja fundamental es lo económico que puede ser pues, más o menos, un kilogramo de nueces de lavado puede llegar a dar cien lavados, siendo superior su duración equiparada con los limpiadores químicos. Por otro lado te ahorras el suavizante por el hecho de que la ropa queda suavísima con este género de jabón.

Además es conveniente para pieles sensibles o bien para personas alérgicas, en tanto que siendo absolutamente neutro no afecta al pH de la piel y, además de esto, al carecer de químicos no acostumbra a generar reacciones alérgicas.

jabon fruto

En el Huerto o bien Jardín

Si tienes un pequeño huerto o bien jardín este jabón puede emplearse como repelente de insectos y como insecticida biológico enormemente efectivo. Por tanto, si aplicamos este repelente natural en la huerta, vamos a tener la seguridad de que, al comer los comestibles cosechados, no vamos a estar ingiriendo ningún químico que pueda afectar de manera negativa a nuestro organismo.

También te podría gustar...

Deja un comentario