Cultivo de fresas en la horticultura casera

caja fresas

El cultivo de este tipo de fruta, además de nutritiva muy deliciosa, es algo bastante apetitoso y rentable, pero hay algo que debemos tener en cuenta al momento de plantar nuestras fresas, a través de la horticultura, y es principal y muy importante, evitar cultivarlas o sembrarlas en el mismo suelo donde ya se cultivaron papas, berenjenas, pimentones, entre otras, ya que pueden quedar restos de sustancias patógenas, las cuales afectarían la plantación de nuestras fresas, el pH de las mismas debe estar comprendido entre 6.6 y 6.9, cuidando una separación entre las plantas de fresa de 45 centímetros en la fila, y 10 centímetros entre todas las filas.

 

Para una buena siembra, conviene preparar el suelo correctamente antes de plantar, para ello hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Al momento de aplicar el fertilizante se deben evitar por sobre todo las quemaduras por fertilizantes.
  • No es conveniente fertilizar al menos hasta unas seis semanas posteriores al momento de la plantación. Si se aplica antes se corre el gran riesgo de que sus hojas y raíces se quemen.
  • Agregar solo la cantidad necesaria de fertilizante, un exceso también es una amenaza para nuestra planta.

 

Al igual que preparar el suelo, resulta netamente importante, también lo es limpiar los alrededores de malezas o hierbas malas, este proceso se debe hacer de manera semanal y constante, quitando de raíz todas las malezas que no sean compatibles con nuestras plantas, se puede emplear una azada para facilitar el trabajo, al momento de realizar esta limpieza se debe tener especial cuidado de no dañar las raíces de nuestras fresas ya que éstas no son muy profundas. Para el control de estas malezas también se suelen emplear, productos químicos poco tóxicos, tales como herbicidas, hay que tener en cuenta que antes de aplicar cualquier sustancia nueva a nuestras plantas debemos consultarlo con nuestro agrícola profesional a fines de evitar daños no deseados.

También te podría gustar...

Deja un comentario